Oldalképek
PDF
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

La gran

dad, y con las bestias de la tierra. 9 Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo "del altar “las almas de los que habían sido muertos o por la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían. 10 Y clamaban en alta voz diciendo. ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, "no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? 11 Y *les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 12 Y miré cuando él abrió el sexto sello, “y he aquí fué hecho un gran terremoto; y el sol se puso negro como un saco de cilicio, y la luna se puso toda como sangre; 13 Y las estrellas del cielo "cayeron sobre la tierra, como la higuera echa sus higos cuando es movida de gran viento. 14. Y el cielo se apartó como "un libro que es envuelto; y todo "monte y las "islas fueron movidas de sus lugares. 15 Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los capitanes, y los fuertes, y todo siervo y todo libre, "se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 Y decían á los montes y á las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de “aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero: 17 Porque "el gran día de su ira es venido; "¿y quién podrá estarfirme?

CAPÍTULO 7

DESPUÉS de estas cosas vi

cuatro ángeles que estaban sobre los cuatro ángulos de la tierra, "deteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento sobre la tierra, ni sobre la mar, ni sobre ningún

[ocr errors]

APOCALIPSIS 7

a Sal. 42.2.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

compañía

2 Y vi otro ángel que subía del nacimiento del sol, teniendo el sello "del Dios vivo: y clamó con gran voz á los cuatro ángeles, á los cuales era dado hacer daño á la tierra y á la mar, 3 Diciendo: "No hagáis daño á la tierra, ni al mar, ni á los árboles, hasta que señalemos á los siervos de nuestro Dios en sus frentes. 4. Y oí el número "de los señalados: "ciento cuarenta y cuatro mil señalados de todas las tribus de los hijos de Israel. 5 De la tribu de Judá, doce mil

[blocks in formation]

"ciendo: “Salvación á nuestro Dios

oque está sentado sobre el trono, y al Cordero. 11 Y todos los ángeles estaban alrededor del trono, y de los ancianos y los cuatro animales; y postráronse sobre sus rostros de

[ocr errors]

lante del trono, y adoraron á Dios,

[ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors]

Las siete

12 Diciendo: "Amén: La bendi-
ción y la gloria y la sabiduría, y la
acción de gracias y la honra y la
potencia y la fortaleza, sean á
nuestro Dios para siempre jamás.
Amén.

13 Y respondió uno de los ancia-
nos, diciéndome: Estos que están
vestidos de ropas blancas, ¿quié-
nes son, y de dónde han venido?

14. Y yo le dije: Señor, tú lo
sabes. Y él me dijo: Estos son los
que han venido de grande tribu-
lación, y han "lavado sus ropas, y
las han blanqueado en la sangre
del Cordero.

15 Por esto están delante del
trono de Dios, y le sirven día y
noche en su templo; y el que está
sentado en el trono "tenderá su
pabellón sobre ellos.

16 No tendrán más hambre, ni
sed, y el sol no caerá más sobre
ellos, ni otro ningún calor.

17 Porque el Cordero que está en
medio del trono "los pastoreará, y
los guiará á fuentes vivas de aguas:
oy Dios limpiará toda lágrima de
los ojos de ellos.

CAPÍTULO 8

CUANDO él abrió oel séptimo
sello, fué hecho silencio en el

cielo casi por media hora.

2 Y vi los siete ángeles que esta-
ban delante de Dios; y les fueron
dadas siete "trompetas.

3 Y otro ángel vino, y se paró
delante del altar, teniendo "un in-
censario de oro; y le fué dado mu-
cho incienso para que lo añadiese
á "las oraciones de todos los san-
tos sobre "el altar de oro que es-
taba delante del trono.

4. Y el humo del incienso subió de
la mano del ángel delante de Dios,
con las oraciones de los santos.

5 Y el ángel tomó el incensario,
y "lo llenó del fuego del altar, y
echólo en la tierra; y fueron hechos
truenos y ovoces y relámpagos y
terremotoS.

6 Y los siete ángeles que tenían
las siete trompetas, se aparejaron
para tocar.

APOCALIPSIS 8

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

c Ex. 10. 4.

trompetas

7 Y el primer ángel tocó la trom-
peta, oy fué hecho granizo y fuego,
mezclado con sangre, y “fueron
arrojados á la tierra; y ola tercera
parte de los árboles fué quemada,
y quemóse toda la hierba verde.
8 Y el segundo ángel tocó la trom-
peta, “y como un grande monte
ardiendo con fuego fué lanzado en
la mar; y la tercera parte de la
mar "se tornó en sangre.
9 Y murió la tercera parte de las
criaturas que estaban en la mar,
las cuales tenían vida; y la tercera
parte de los navíos pereció.
10 Y el tercer ángel tocó la trom-
peta, y cayó del cielo una grande
estrella, ardiendo como una an-
torcha, y cayó en la tercera parte
de los ríos, y en las fuentes de las
aguas.
11 Y el nombre de la estrella se
dice "Ajenjo. Y la tercera parte de
las aguas fué vuelta en ajenjo; y
muchos hombres murieron por las
aguas, porque fueron hechas amar-

[merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
« ElőzőTovább »