Oldalképek
PDF
ePub

cenas

16 Mi amado es todo para mí, y ¡Ay! le busqué, mas no le hallé. yo soy toda de mi amado; el cual 3 Encontráronme las patrullas a pacienta su rebaño entre azu que rondan por la ciudad, y les di

je : ¿No habeis visto al amado de 17 hasta que declina el dia , y mi alma ? caen las sombras. Vuélvete corrien 4 Cuando aqui que á pocos pado: aseméjate, querido mio, á la sos me encontré al que adora mi corza , y al cervatillo, que se crian alma : asíle, y no le soltaré hasta en los montes de Bether.

haberle hecho entrar en la casa de

mi madre, en la habitacion de la CAPITULO III.

que me dió la vida.

5 Esposo. O hijas de Jerusalen, $. I. Desvelos de una alma que

bus-
conjúroos por

las
corzas у

los cierca á su esposo Jesu-Cristo ; y

vos de los campos que no despero como despues de hallado, le ha de

téis, ni interrumpais el sueño á

mi amada, hasta que ella quiera. I Mas ; ay ! que todo fué un sue 6 Los AMIGOS DEL Esposo”. ¿Quién žo. En mi lecho eché de ménos por es ésta que va subiendo por el dela noche al que ama mi alma : an sierto como una coluinnita de hudúvele buscando у

mo , formada de perfumes de mircontré,

ra y de incienso, y de toda especie 2 Me levantaré, dije, y daré vuel- . de aromas ? tas por la ciudad', y buscaré por 7

Esposa. Mirad el lecho ó litera3. calles y plazas al amado de mi alma. de Salomon, rodeada de sesenta

conservar en su corazon.

no le

en

[ocr errors]

floruit. 16 Dilectus meus mihi , et ego illi, qui pascitur inter lilia 17 donec aspiret dies , et inclinentur umbræ. Revertere: similis esto, dilecte mi, ca. preæ , hinnuloque cervorum super montes Bether.

Caput III. 1 In lectulo meo per noctes quæsivi quem diligit anima mea: quæsivi illum , et non inveni. 2 Surgam , et circuibo civitatem: per vicos et plateas quæram quem diligit anima mea : quæsivi illum , et non inveni. 3. Invenerunt me vigiles , qui custodiunt civitatem : Num quem diligit anima mea , vidistis? 4 Paululum eum pertransissem eos, inveni quem diligit anima mea : tenui eum ; nec dimittam, donec introducam illum in domum matris meæ, et in cubiculum genitricis meæ. 5 Adjuro vos, filiæ Jerusalem: per capreas cervosque camporum , ne suscitetis , neque evigilare faciatis di. lectam , donec ipsa velit. 6 Quæ est ista , quæ ascendit per desertum , sicut virgula fumi ex aromatibus myrrhæ , et thuris , et universi pulveris pigmentarii ? 7 En lectulum Salomonis sexaginta fortes ambiunt ex fortissimis Israel:

* Esta ciudad es Jerusalen , figura de la Iglesia. Esto indica á las almas dcseusas de agradar á su Divino esposo , que no hay que pensar en hallar á Dios descansando en la ociosidad y tibieza espiritual: no hay peligro ni riesgo que na debamos arrostrar cuando se trata del amor de nuestro Esposo celestial; y aunque no le hallemos luego, no debemos por eso desmayar. Todo esto hizo Maria Magdalena, que era figura de la Iglesia , al buscar á Jesus. Joan. XX. v. 1. 2 13. 17. En este capitulo comienza el tercer dia ó noche de las fiestas.

Se figura aqui que despues de haber reposado la esposa sale á pasear adornada con todas las galas, de novia : los hebréos suelen llamar desierto todo campo fuera de las poblaciones. ' La voz ferculum, que corresponde á la griega foreion, de que usaron, Jos Setenta , puede traducirse, litera, coche, carroza , silla de

manos,

andas etc.

valientes de los mas esforzados de cias

que
ha

puesto en su Esposa Israel,

la Iglesia , manifiesta el entra8 todos armados de alfanges, y ñable anor que le tiene. muy diestros en los combates: cada uno lleva su espada al lado, por 1 Esposo. ¡Qué hermosa eres, amitemor de los peligros nocturnos. ga mia, qué hermosa eres! Como de 9 De maderas del Líbano se ha paloma, asi son vivos y

brillantes hecho el rey Salomon su trono: tus ojos, ademas de lo que dentro

10 las columnas las ha hecho de se oculta'. Tus cabellos dorados y plata, el respaldo de oro, el techo finos, como el pelo de los rebaños y gradas cubriólo de púrpura , y de cabras que vienen del monte Gael centro con cierto esmalte que ins. laad. pira amor, por causa de las hijas de 2 Tus dientes blancos y bien uniJerusalen.

dos como hatos de ovejas trasqui11 Salid pues á fuera , ó hijas de ladas, acabadas de lavar, todas con Sion , y veréis al rey Salomon con dobles crias, sin que haya entre la diadema' eon que le coronó su ellas una estéril, madre en el dia de sus desposo 3 Como cinta de escarlata tus larios , dia en que quedó colmado bios , dulce tu hablar y sonoro. Code jubilo su corazon.

mo cacho ó roja corteza de granaCAPITULO IV.

da', tales son tus mejillas, ademas S. I. Declarando Jesucristo las gra- de lo que dentro se oculta“.

3 omnes tenentes gladios, et ad bella doctissimi : uniuscujusque en sis super femur suum propter timores nocturnos. 9 Ferculum fecit sibi rex Salomon de lignis Libani: 10 columnas ejus fecit argenteas ,

reclinatorium aureum, ascensumpurpureum: media charitate constravit propter filias Jerusalem. 11 Egredimini et videte, filiæ Sion , regem Salomonem in diademate , quo coronavit illum mater sua in die desponsationis illius , et in die lætitiæ cordis ejus.

Capur IV. 1 Quàm pulchra es amica mea , quàm pulchra es ! Oculi-tui columbarum , absque eo quod intrinsecus latet. Capilli tui sicut greges caprarum , quæ ascenderunt de monte Galaad. 2 Dentes tui sicut greges tonsarum , quæ ascenderunt de lavacro, omnes gemellis fætibus, et sterilis non est inter eas. 3 Sicut vitta coccinea , labia tua ; et eloquium tuum dulce.

* Llevaban los novios una corona o guirnalda sobre su cabeza ( Is. LXI. v. 10.) y esta se la ponian sus madres. La humanidad fué la corona que recibió JesuCristo de su santísima Madre ; y con elly triunfó de la muerte y del pecado. Otra corona recibió el Señor sobre su cabeza , que fué la de espinas, que

le

puso madre cruel que fué la Sinagoya. Y este dia fué alegre para el Señor, porque con. sumó su grande obra. Luc. XII. v. 50. Ademas recibió la corona de la inmortalidad en el dia de su resurreccion. Heb. II. v. 9. Ps. XX. v. 3. * Las palabras hebréas Mibanjad letsamatec, se traducen de todos estos inodos: entre tus guedejas: entre tus copeles, ó rizos ; ó debajo de tu velo etc. que todo viene á significar la parte de las mejillas que cubria el cabello, que dividido en dos partes ó lados ocultaba hasta una parte de los mismos ojos. Todas las semejanzas que siguen son al estilo de las poesias bucólicas ó pastoriles, ĭ segun el genio de la lengua hebrea; de lo cual se ven ann muchas espresiones iguales en las provincias meridionales de España. 3 0 como un cacho de ella. *O de lo que ocultan los hermosos cabellos de tu frente.

otra

4 Tu cuello es recto y airoso co 10 ¡Cuán bellos son tus amores, mo la torre de David, ceñida de hermana mia Esposa! mas agradabaluartes, de la cual cuelgan mil bles son que el vino esquisiv; y la escudos, arneses todos de valientes. fragancia de tus perfumes ó vesti

5 Tus dos pechos son como dos dos escede á todos los aromas. gamitos mellizos, que estan pacien 11 Son tus labios, ó Esposa mia, do entre blancas azucenas

un panal que destila miel: miel y 6 hasta el caer del dia, y el de- leche tienes debajo de la lengua; y clinar de las sombras. Subiré á es el olor de tus vestidos como olor buscarte al monte de la mirra, y al de aromas. collado del incienso.

f. II. Jesucristo es un Dios seloso 7 Toda tú eres hermosa, ó amiga

del corazon de las almas, que mia, no hay defecto alguno en ti'.

quiere consagren á él todas sas 8 Ven , desciende del Libano, Es

acciones. posa mia, vente del Libano; ven, y serás coronada : ven de la cima del 12 Huerto cerrado eres, hermana monte Amana, de las cumbres del mia Esposa, huerto cerrado, fuente Sanir y del Hermon , de esos luga- sellada? : res guarida de leones, de esos mon 13 tus renuevos, ó plantas de ese tes morada de leopardos.

huerto, forman un vergel delicioso 9

Tu heriste mi corazon, ó her- de granados, con frutos dulces comana mia, Esposa amada, heriste mo de manzanos: son cipros con mi corazon con una sola mirada tu nardos, ya, con una trenza de tu cuello”. 14 pardo y azafran, caña aromaSicut fragmen mali punici, ita genæ tuæ , absque eò quòd intrinsecus latet, 4 Sicut turris David collun tuum , quæ ædificata est cum propugnaculis: mille clypei pendent ex ea , omnis armatura fortium. 5 Duo ubera tua , sicut duo binnuli caprea gemelli, qui pascuntur in liliis, 6 donec aspiret dies, et in clinentur umbræ , vadam ad montem myrrhæ , et ad collem thuris. 7 Tota pulchra es ainica mea , et macula non est in te. 8 Veni de Libano, sponsa mea , veni de Libano , veni: coronaberis de capite Amana , de vertice Sanir et Hermon , de cubilibus leonum , de montibus pardorum. 9 Vulnerasti cor meum soror mea sponsa , vulnerasti cor meum in uno oculorum tuorum , et in uno crine colli tui. 10 Quàm pulchræ sunt mammæ tuæ, soror mea sponsa ! pulchriora sunt ubera tua vino , et odor unguentorum tuorum super omnia aromata. 11 Favus distillans labia tua, sponsa, mel et lac sub lingua tua ; et odor vestimentorum tuorum sicut odor thuris. 12 Hortus conclusus soror mea sponsa , hortus conclusus , fons signatus. 13 Emissiones tuæ paradisus malorum punicorum cum pomorum fructibus. Cypri eum nardo , 14 pardus et crocus, fistula et cinnamomum cum universis

Eslo pertenece principalmente á la Iglesia triunfante. Pero si se refiere a la militante, se dice ser sin defecto, por lo que mira á la profesion de santidad, y á la pureza de su fe. Muchos santos y doctores aplican estas espresiones a la Madre de Dios. Aludirá esta espresion à la costumbre entre los orientales de ir las mugeres muy tapadas al salir de casa, cubriéndose toda la cabeza con velo, y dejando descubierto lo preciso de la cara para ver donde ponen los piés y no tropezar, Puede traducirse : con uno solo de tus ojos.

3 En sentido espiritual se cntiende por esta fuente cerrada la Iglesia ; segun se ve en el profeta Zacarias cap. XIII. Es fuente de pura y santa doctrina, sin mezcla de error,

[ocr errors]

tica, y cinamomo, con todos los ár- do á su huerto, y coma del fruto boles odoriferos del Libano; la mir- de sus manzanos. ra y el'aloe' con todos los aromas Esposo. Ya he venido á mi mas esquisitos.

huerto, hermana mia Esposa'; co15 , la fuente de los huertos, gido he ya mi mirra con mis aroel pozo de aguas vivas, que bajan mas: y he comido mi panal con la con impetu del monte Libano. miel mia; bebido he mi vino con mi 16 Retírate, ó Aquilon, y ven

leche; he dicho: Comed vosotros, ó tu, ó viento Austro, á soplar en to- amigos, y bebed, carisimos, hasta do mi huerto , y espárzanse sus aro- saciaros. mas por todo el mundo'.

2 Esposao. Dormia yo, y estaba

mi corazon velando; y he aquí la CAPITULO V.

voz de mi amado, que llama, y diConvida la Esposa al Esposo á sus ce : Abreme, hermana mia, amiga jardines, y se celebra alli un convite. mia, paloma mia, mi inmaculada y

Caracteres del Esposo. purísima: porque está llena de roS. I. Anhelo de la Iglesia por

cío mi cabeza, y del relente de la recia

noche mis cabellos. bir á Jesucristo, y por verle re

3 Y respondile : Válgame Dios, coger los frutos que ella produce. Bondad de Jesu-Cristo en llarnar

Esposo mio, si ya me despojé de

mi túnica; ¿me la he de volver á las almas , é infelicidad de las

á que rehusan abrirle las puertas he de volver á ensuciar?

poner? Lavé mis pies, ¿ y me los del corazon cuando él llama.

4 Entonces mi amado metió su Esposa. Venga, pues, mi ama mano por la ventanilla de la puer

lignis Libani ; myrrha .et aloe cum omnibus primis unguentis. 15 Fons hortorum : puteus aquarum viventium , quæ fluunt impetu de Libano. 16 Surge Aquilo , et veni Auster, perfla hortum meum , et fluant aromata illius.

CAPUT V. i Veniat dilectus meus in hortum suum et comedat fructum pomorum suorum. Veni in hortum meum , soror mea sponsa , messui myr. rham meam, cum aromatibus meis : comedi favum cum melle meo, bibi vinum meum cum lacte reo : comedite, amici , et bibite , et inebriamini , charissimi. 2 Ego dormio, et cor meum vigilat: vox dilecti mei pulsantis : Aperi mihi, soror mea , amica mea , columba mea, immaculata mea : quia caput meum plenum est rore, et cincinni mei guttis noctium. 3 Expoliavi me tunica mea , quomodo induar illa ? lavi pedes meos, quomodo inquinabo illos ? 4 Dilectus meus misit manum suam per foramen, et venter meus intremuit ad

Véase Aloe. El Cinamomo es de olor mur delicado, y de mayor precio que le canela. * Hermosa apóstrofe poética con que el esposo dirige su razonamiento al Cierzo para que se vaya, y no dañe á su florido jardin; y al Abrego para que vengir á recrear las plantas con su soplo templado y apacible.

Apenas habia acabado la esposa de convidar á su esposo, cuando este habla del convite como ra adınitido, y en pretérito, segun estilo de la Escritura de usar de un tiempo por otro , para mostrar la certeza de lo futuro con hablar de ello como de cosa hecha. 4 Aqui comienza otro dia, segun opina el señor Bosuet. Y asi cuenta la esposa lo que le sucedió aquella noche cuando su esposo llamó á la puerta, r se volvió á ir etc. Véase el Maestro Leon. 5 El señor Goguet en su obra L'origine des loix etc. tomo 4. lib. 2. f. 31. observa que es muy dificil ahora concebir y esplicar

3

ta; probando si la abriria ; y á este len, que si hallareis á mi amado, ruido' que hizo, se conmovió mi le noticieis cómo desfallezco de

[blocks in formation]

5 Levantéme luego para abrir á mi 9 AMIGAS DE LA Esposa. ¿Qué tieamado, destilando mirra mis ma ne tu amado sobre los demas ama. nos, y estando llenos de mirra se- dos, ó hermosisima entre todas las lectísima mis dedos.

mugeres, qué hay en tu querido 6 Alzé pues la aldaba de mi sobre los demas queridos para que puerta para que entrase mi amado; asi nos conjures que le busquemos ? ? pero él se habia ya retirado, y se. S. II. Hermosura y pefecciones de guido adelante. Mi alına habia que Jesucristo, su pureza , su zelo, dado desmayada al eco de su voz: su caridad, sabiduria, poder, le busqué, mas no le hallé: le lla grandeza y dulzura. mé á voces, y no me respondió. 10 Esposa. Mi amado es blanco

7 Encontráronme las patrullas que y rubio: escogido es entre millares rondan la ciudad, me hirieron, y de jóvenes : me lastimaron ; y quitáronme mi 11 Su cabeza, oro finísimo: sus manto con que me 'cubria las cen cabellos largos y espesos como retinelas de los muros.

nuevos de palmas , y negros como 8 Conjuroos, ó hijas de Jerusa- el cuervo :

tactum ejus. 5 Surrexi, ut aperirem dilecto meo : manus meæ stillaverunt myrrham, et digiti mei pleni myrrha probatissima. 6 Pessulum ostii mei aperui dilecto meo : at ille declinaverat, atque transierat. Anima' mea liquefacta est, ut locutus est : quæsivi , et non inveni illum: vocavi, et non respondit mihi. 7 Invenerunt me custodes qui circumeunt civitatem , percusserunt me, et vulneraverunt me: tulerunt pallium meum mihi custodes murorum. 8 Adjuro vos , filiæ Jerusalem , si inveneritis dilectum meum, ut nuntietis ei quia amore langueo. 9 Qualis est dilectus tuus ex dilecto , ò pul. cherrima mulierum ? qualis est dilectus tuus ex dilecto , quia sic adjurasti nos? 10 Dilectus meus candidus et rubicundus , electus ex millibus. 11 Caput ejus aurum optimum

im: comæ ejus sicut elatæ palmarum , nigræ quasi corvus. las varias maneras con que, segun se ve en Homero, se cerraban y abrian antiguamente las puertas. Se infiere, , claramente que las cerraduras y llaves de que se servian los griegos, no se seinejaban en nada á las nuestras; aunque no es fácil tampoco comprender el juego ó mecanismo de los instrumentos de que usaban para cerrar ó abrir. Se conjetura que habia por dentro de la puerta una especie de barru ó cerrojo , que se podia aflojar ó levantar por medio de una correa ; que las llaves que servian á esta maniobra, cstaban hechas á manera de corchele ó garabato : siendo como un liston ó hilo de cobre bastante largo en forma de hoz de segar, con un mango de marfil o de madera, En la puerta habria un agujero que venia á caer sobre el cerrojo: y por este agujero se introducia la llare; se asia por medio de ella la correa que estaba cosida ó atada al cerrojo, se la levantaba, y se abria asi la puerta. Las pulabras de la Vulgata ad tactum ejus, no se hallan en el testo hebréo ni en los Setenta. El Maestro Leon presupone que la esposa, tonaria en sus manos algun botecillo de mirra para ofrecerle al esposo, y que con la priesa se le derramaria el perfume entre las manos. ? Los Padres entienden significado, aqui el Verbo eterno; y esplican de jesu-Cristo, las señas que la esposa para conocer á su esposo.

3 0 como los vistosos estambres de las palmas, Tomo IV.

37

1

« ElőzőTovább »