Oldalképek
PDF
ePub

»es

»siente ; y aun eso que se puede , no se dice todo, sino por partes » y cortadamente : una vez el principio de la razon, olra el fin sin nel principio : que asi como el que ama siente mucho lo que dice, nasi le parece que en apuntándolo él, está por los demas enten»dido ; y la pasion con su fuerza, y con increible presteza le arre»bata la lengua y corazon de un afecto á otro. Y de aqui nace que »son sus razones cortadas entre , porque responden al movimiento »que hace la pasion en el ánimo del que las dice : la cual , quien »no siente , ó no , juzga mal de ella ; como juzgaria por cosa »de desvario y de mal seso los menéos de los que bailan, el que »viéndolos de lejos no percibiese el sonido del instrumento á quien »siguen. Lo cual es mucho de advertir en este libro, y en todos los »seinejantes."

»Lo segundo que pone obscuridad (prosigue el citado Mtro. Leon)

ser la lengua hebrea, en que se escribió, de su propiedad y vcondicion, lenguu de pocas palabras, y de cortas razones , y esas

as de diversidad de sentidos ; y juntamente con esto , por ser vel estilo y juicio de las cosas en aquel tiempo y en aquella gente, »tan diferente de lo que se platica ahora. De donde nace parecervnos nuevas y estrañas, y fuera de todo buen primor las compa»raciones de que usa este libro, cuando el esposo ó la esposa quieuren mas loar la belleza del otro : como cuando se compara el cuello »á una torre ,) los dientes á un rebaño de ovejas, y asi otras se»inejantes : coino á la verdad cada lengua y cada gente tenga sus vpropiedades de hablar, allonde la costumbre usada y recibida hace wque sea primor s gentileza , lo que en otra lengua y otras gentes »pareceria muy tosco. Y asi es de creer que todo esto, que ahora »por su novedad y por ser ageno de nuestro uso, nos desagrada, vera todo el bien hablar, y toda la cortesia de aquel tiempo entre »aquella gente. Porque claro es que Salomon era no solamente muy »sabio, sino Rey , é hijo de Rey ; y que cuando no lo alcanzara por »letras y por doctrina, por çrianza sola , y por el trato solo de su »corte y casa supiera hablar su lengua mejor y mas cortesanamente »que otro ninguno.Hasta aqui el sabio Mtro. Leon : con cuyas oportunas advertencias. y el espíritu de sólida é ilustrada piedad , con que debe leerse este Dipino libro, podrán sacar mucho fruto de su lectura las almas que, abrasadas en umor Divino, se acerquen á beber las aguas puras de esta cristalina fuente; á la que no pueden ni deben aplicar sus impuros labios los que sumidos en el cieno de . sus pasiones , no piensan ni siguen otra cosa que la inmundicia de las obras de la carne.

EL CANTAR DE CANTARES

DE SALOMON'.

CAPITULO I.

es tu Nombre: por eso las doncelli

tas? te quieren tanto. S. I. Deseos que muestra la Iglesia 3. Atráeme tú mismo en pos de

de estar unida con Jesu-Cristo. tí, y correrémos todas al olor de Delicias de esta union; y favo- tus aromas 4. Introdujome el Reys res que ella alcanza de su Es en su gabinete, elevándome á espoposo. Confiesa la Esposa sus im suya. Saltarémos de contento, y perfecciones ; efectos de la ma- nos regocijarémos en ti, conserlicia del demonio. Temor que tie- vando la memoria de tus castos ne de estraviarse al buscar en la amores, superiores a las delicias tierra á Jesu-Cristo; y sus an del vino. Por eso te aman los recsias por poseerle en el cielo. tos de corazon.

4 Negra soy

ó morena ,

hijas de 1 Esposa. Reciba yo un ósculo Jerusalen ; pero soy bien parecisanto de su boca. Porque tus amo da: soy como las tiendas de Ceres? son, ó dulce esposo mio, me- dar, como los pabellones de Salojores que el mas sabroso vino, mon.

2 fragantes como los mas oloro 5 No reparéis , pues, en que soy sos perfumes. Bálsamo derramado morena; porque me ha robado el

Caput I. 1 Osculetur me osculo oris sui : quia meliora sunt ubera tua vino, 2 fragrantia unguentis optimis. Oleum effusum nomen tuum : ideo adolescentulæ dilexerunt te. 3 Trahe me: post te curremus in odorem unguentorum tuorum. Introduxit me rex in cellaria sua : exultabimus et lætabimur in te, memores uberum tuorum super vinum : recti diligunt te. 4 Nigra sum, sed formosa , filiæ Jerusalem , sicut tabernacula Cedar , sicut pelles Salomo. nis. 5 Nolite we considerare quòd fusca sim , quia decoloravit me sol: filii

O Epitalamio misterioso sobre Jesu-Cristo y la Iglesia su esposa. Está escrito á manera de los poemas orientales, ó dramas que se representaban en las fiestas de una boda, que duraban siete dias. Los que hablan son el Esposo, la Esposa, y los jóvenes amigos de aquel, y las doncellas amigas de esta, convidados, segun costumbre, para obsequiar y festejar á los novios. 2 En hebreo dodeca, tus amores. Deja de repente de hablar á las compañeras, á las cuales dirigió las primeras palabras, y se dirige al esposo, como si le tuviera presente. 3 En hcbréo las vírgenes: esto es, las almas puras. 4 Véase Uncion. 5 Llama Rey á su esposo, tul vez olvidada por el amor de llamarle con el nombre de Pastor; ó quizá por idiotismo hebréo, semejante al castellano de llamar Rey ó Reyna mia In persona que amamos con pasion. Cuya hermosura es interior. Las tiendas de los Cedarenos ó Agarenos, las cuales eran de cuero é de lienzo, aparecian por fuera muy denegriiias, pobres é incómodas; pero en el interior tenian las de los ricos cosas preciosas y encerraban á veces grandes tesoros. Véase Ps. XLIV. ¥. 14. Tomo IV.

36

6

asi co

sol mi color', cuando los hijos de me ha dado Faraon, te tengo yo
mi madre se declararon contra mí, comparada , amiga mia.
y pusiéronme á guarda de viñas?. 9 Lindas son tus mejillas,
¡Ay! mi propia viña no la guardé. mo de tortolilla; tu cuello como si

6 O tú, el querido de mi alma, estuvieru adornado de collares de
dime dónde tienes los pastos, á don- perlas.
de el sesteadero al llegar el medio 10 Gargantillas de oro harémos.
dia

, para que no tenga yo que ir para tí, taraceadas de plata 3.
vagueando tras de los rebaños de

S. III. Agradecimiento de la Igletus compañeros.

sia : favores que recibe de Jesu$. II. Instruccion que Jesu-Cristo Cristo; y como anhela compla

da á su Iglesia: obligacion de cerle. Reciprocas alabanzas enunirse á ella y á sus pastores,

tre los dos Esposos ; y como propara hallar á Jesu-Cristo. Her cura Jesu-Cristo tener siempre mosura de la Iglesia , y cóino junto á si á la Iglesia. cuida Jesu-Cristo de adornarla

ESPOSA. Mientras estaba el y enriquecerla.

Rey recostado 4 en su asiento, mi 7 Esposo. Si lo ignoras , ó her- nardo precioso difundió su fra'tu, la mosísima entre las mugeres , sal gancia. nas her- afuera , y ve siguiendo las huellas

12 Manojito de nirra es para mí noga

de los ganados, y guia tus cabriti- el amado mio: entre mis pechos
llos á pacer junto a las cabañas de quedará.
los pastores de mis ovejas.

13 Racimo de cypros es mi ama8 A mis hermosos y arrogantes do para mí, cogido en las viñas de caballos uncidos á las carrozas que Engaddio.

II

neam

meam

[ocr errors]

matris meæ pugnaverunt contra me, posuerunt me custodem in vineis : vi

non custodivi. 6 Indica mihi , quem diligit anima mea , ubi pascas, ubi cubes in meridie, ne vagari incipiam post greges sodalium tuo. rum. 7 Si ignoras te, ò pulcherrima inter mulieres , egredere , et abi post vestigia gregum , et pasce hædos tuos juxta tabernacula pastorum. 8 Equitatui meo in curribus Pharaonis assimilavi te, amica mea. 9 Pulchræ sunt genæ tuæ sicut turturis : collum tuum sicut monilia. 10 Murenulas aureas faciemus tibi , vermiculatas argento. 11 Dum esset rex in accubitu suo, nar. dus. mea dedit odorem suum. 12 Fasciculus myrrhæ dilectus meus mihi, inter ubera mea commorabitur. 13 Botrus cypri dilectus meus mihi, in vi

O tambien : porque el sol estragó mi color. * Los judios , hijos de la Sina. goga, al nacer la Iglesia , lidiaron contra ella para destruirla. I. Thes. II. v. 14. Ningun género de gente suele ser mas contraria á la verdadera virtud , que los que la profesan en solo apariencia;y los que son mas favorecidos ó deudos nuestros suelen ser á veces los mas terribles enemigos. 3 o tambien : Lampreillás te harémos de oro gusaneadas de plata. 4 Alude aqui al modo con que comen aun ahora los orientales, no sentados como nosotros, sino recostados , y formando una mesa por lo regular redonda ; y tambien al uso de esparcir aromas sobre los convidados. 5 Arbusto semejante al que llamamos juncia de olor.

6 Estas comparaciones estan tomadas de los ramilletes de flores ó hierbus olorosas que , especialmente en Oriente , suelen traer las señoras en el pecho. La mirra destilada de cierta unanera, aunque en es amarga, era muy estimada en la Palestina como

2

14 Esposo. ¡Oh!¡y qué hermosa po, y el lírio de los valles : eres, amiga mia!¡cuán bella eres!

como azucena entre espinas, asi Son tus ojos vivos y brillantes co es mi amiga entre las vírgenes?. mo los de la paloma'.

3 Esposa. Como el manzano en15 Esposa. Tú sí , amado mio, tre árboles silvestres y estériles", que eres el hermoso y el agraciado. asi es mi amado entre los hijos de

Esposo y Esposa. De flores es los hombres. Sentéme á la sombra nuestro lecho,

del
que tanto habia

yo

deseado, 16 de cedro las vigas de nuestras y su fruto es muy dulce al palahabitaciones, y de ciprés sus arte- dar mio. sonados?.

4 Introdujome en la pieza en que

tiene el vino mas esquisito", y orCAPITULO II.

denó en mí el amor 6. §. I. Amabilidad de Jesu-Cristo y máticas , fortalecedme con oloro

5 Ea, confortadme con flores arode su esposa la Iglesia. Alaban

sas manzanas, porque desfallezco zas y favores que ésta recibe de

de amor : él; y como cuida de que nadie

6 pero mi Esposo pondrá su turbe su reposo.

mano izquierda debajo mi cabei Esposo. Yo soy la flor del cam za , y con su diestra me abrazará”.

neis Engaddi. 14 Ecce tu pulchra es, amica mea, ecce tu pulchra es, oculi tui columbarum. 15 Ecce tu pulcher es, dilecte mi , et decorus. Lectulus noster foridus: 16 tigna domorum nostrarum cedrina , laquearia nostra cypressina.

CAPUT II. 1 Ego flos campi, et lilium convallinm. 2 Sicut lilium inter spi. nas , sic amica mea inter filias. 3 Sicut malus inter ligna silvarum , sic di. lectus meus inter filios. Sub umbra illius , quem desideraveram , sedi: et fructus ejus dulcis gutturi meo. 4 Introduxit me in cellam vinariain, ordinavit in me charitatem. 5 Fulcite me floribus , stipate me malis : quia amore lan. gueo. 6 Læva ejus sub capite meo, et dextera illius amplexabitur me. 7 Adpreservativo de la corrupcion. En ella reconocen los Santos Padres una memoria de las amarguras de la Pasion y muerte de Jesus: memoria que nos preserva de la corrupcion del pecado. · Los ojos de las palomas de Siria y Africa , que llamamos tripolinas, son grandes, y llenos de resplandor y de viveza estraordinaria. En este ojo se simboliza el ojo espiritual de la recta intencion. Math. VI. v. 22. En el palacio de Salomon y en sus magníficas habisaciones se ve una figura de la Iglesia, que abraza muchas iglesias particulares, reunidas todas por medio de la comun union con el Romano Pontifice, centro de la unidad. Tambien se representan todas las almas justas, unidas por la caridad con su cabeza Jesu-Cristo. 3 San Agustin aplica esto á la Iglesia, que es como azucena entre espinos. Is. v. 6. 4 O tambien : Como entre plantas silvestres el manzano. Con el nombre de manzano se denota todo árbol frutal. 5 El vino, y el uso de él es á veces simbolo del amor, y tambien de la vehemencia con que este arrebata y saca fuera de si las almas, elevándolas á la contemplacion de los mas sublimes misterios. Hizo que amase primero á Dios ral prógino por Dios. Otros dicen que da á entender que el amor fué la señal, el estandarte , insignia ó divisa que tomó el esposo ; fundudos en que el hebreo dice: y su bandera sobre mi , amor. 7 Una alma herida del Divino amor, no halla consuelo ni remedio sino' en su esposo celestial Jesu-Cristo : por la izquierda puede entenderse la Divina gracia , con que la sostiene entre las cribulaciones de esta vida ; y por la derecha la felicidad ecerna, ó el abrazo que le dará Jesu-Cristo al recibirla en su seno.

:

mia,

7 Esposo. O hijas de Jerusalen, 11 pues pasó ya el invierno, dios conjuro por las ligeras corzas sipáronse y cesaron las lluvias; y ciervos de los campos, que no 12 despuntan las flores en nuesdesperteis , ni quiteis el sueño á mi tra tierra'; llegó el tiempo de la poamada, hasta que ella quiera', da; el arrullo de la tórtola se ha oi

do ya en nuestros campos; $. II. La Iglesia siempre atenta á 13. la higuera arroja sus brevas;

la voz de Jesu-Cristo , y deseosa esparcen su olor las florecientes vide agradarle. Como Jesu-Cristo fias. Levántate pues amiga mia, belprocura conservar en ella los dad mia, y vénte: ó casta paloma frutos de su gracia.

14 tú que anidas en los agujeros 8 Esposa’.. Paréceme que oigo la de las peñas, en las concavidades de voz de mi amado. Vedle como vie- las murallas, muestrame tu rostro, ne saltando por los montes, y

brin suene tu voz en mis oidos; pues tu cando por los collados.

voz es dulce, y lindo tu rostro. 9 Al ligero gamo y al cervatillo 15 Vosotros, ó amigos , cazadse parece mi amado. Vedle

nos esas raposillas, que estan asose pone detras de la pared nuestra, lando las viñas“; porque nuestra como inira por las ventanas, como viña está ya en cierne. está atisbando por las celosias. §. III. Amor reciproco de Jesu

In Hé aquí que me habla mi ama Cristo y su Iglesia , y como dedo y dice : Levántate, apresúrate sea ésta 'ocultar á sus enemigos amor mio, paloma mia, hermosa los favores que recibe de su Dimia , y vente al campo;

vino Esposo.

ya como

mea :

juro vos, filiæ Jerusalem, per capreas cervosque camporum, ne suscitetis, neque evigilare faciatis dilectam, quoadusque ipsa velit. 8 Vox dilecti mei, ecce iste venit saliens in montibus, transiliens colles : 9 similis .est dilectus meus capreæ , hinnuloque cervorum ; en ipse stat post parietem nostrum, respiciens per fenestras, prespiciens per cancellos. 10 En dilectus meus loquitur mihi: Surge , propera amica mea , columba

formosa mea, et veni. 11 Jam enim hiems transiit; imber abiit, et recessit. 12 Flores apparuerunt in terra nostra , tempus putationis advenit: vox turturis audita est in terra nostra : 13 Ficus protulit grossos suos: vineæ florentes dederunt odorem suum. Surge, amica mea , speciosa mea , et veni: 14 columba mea in foraminibus petræ, in caverna maceriæ , ostende mihi faciem tuam, sonet vox tua in auribus meis : vox enim tua dulcis, et facies tua decora. 15 Capite nobis vulpes parvulas , quæ demoliuntur vineas : nam vinea nostra

* El señor Bossuet pone fin aqui al primer dia de las bodas, de los siete que duraban las fiestas. * Se figura aqui á la esposa que cuenta lo que le pasó entre sueños en el primer dia de las bodas. 3 Todo esto se interpreta místicamente de la Iglesia , despues que nació Jesu-Cristo , flor del campo , y tambien de su santísima Madre, de los Apóstoles etc. En las viñas se figuran las iglesias que luego se planta ron, aun entre los gentiles. Por estas raposas entienden comun mente los Padres á los hereges, haciéndoles frente y procurando inutilizar sus conatos. Tambien puede aplicarse á los sabios del siglo, de quienes habla el Apóstol. I. Cor. I. Y Ultimamente se aplica á los defectos de las almas buenas, para que cuiden de corregirlos desde el principio.

4

« ElőzőTovább »