Oldalképek
PDF
ePub

Y no

pañera y tu esposa, mediante el que obrá mal, ese es bueno á los pacto hecho?.

ojos del Señor, y ese le es acep15

¿

Pues qué, no la hizo á ella to: ¿y si no es así, en dónde se aquel Señor que es uno ?

Ć halla el Dios que ejerce la justies ella una partícula de su espí- ciao ? ritu ? ¿Y aquel Uno qué es lo que quiere, sino una prole o li- Cap. III. El Profeta anuncia la vea nage de Dios ? Guardad pues, cus nida del Precursor de Jesu-Cristo; todiad vuestro espíritu”, y no des- y la venida de este mismo Señor, precies la muger que tomáste en para juzgar y destruir los impios, tu juventud.

y purificar los fieles. Exhorta al 16 Cuando tú la llegues á mirar pueblo á la penitencia, y á que con odio, déjala , dice el Señor Dios cese de blasfemar contra la de Israel? : mas la iniquidad te cu

Divina Providencia. brirá todo“, como te cubre el vestido, dice el Señor de los ejércitos. 1 Hé aqui que yo envio' mi Anu Guardad, ó maridos, vuestro espí- gel, el cual preparará el camino ritu , y no querais desechar vues delante de mí. Y luego vendrá á s tra muger.

Templo el Dominador a quien bus17 Eufadosos habeis sido voso cais vosotros, y el Angel del Testros al Señor con vuestros discur- tamento de vosotros tan deseado. sos 5 y con todo decis: ¿En qué Vedle ahí que viene, dice el Señor le hemos causado enfado ? En eso de los ejércitos'°. que andais, diciendo: Cualquiera 2 ¿Y quién podrá pensar en lo

su

unus quærit, nisi semen Dei ? Custodite ergo spiritum vestrum , et uxorem adolescentiæ tuæ noli despicere. 16 Cum odio habueris, dimitte , dicit Dominus Deus· Israel: operiet autem iniquitas vestimentum ejus , dicit Dominus exercituum ; custodite spiritum vestrum , et nolite despicere. 17 Laborare fe. cistis Dominum in sermonibus vestris, et dixistis: In quo eum fecimus labo. rare? In eu quod dicitis: Omnis qui facit malum, bonus est in conspectu Domini , et tales ei placent: aut certè ubi est Deus judicii ?

Caput III. 1 Ecce ego mitto angelum meum , et præparabit viam ante faciein meam. Et statim veniet ad templum suum Dominator, quem vos quæ. ritis; et angelus testamenti, quem vos vultis. Ecce venit, dicit Dominus exercituum : 2 et quis poterit cogitare diem adventus ejus , et quis stabit ad

· Habla el Pr:feta con grande energia contra el abuso de repudiar las esposas tomarlas en la flor de su edal; las cuales enviadas á su casa puterna, llenaban de lágrimas'el Templo. En los mejores tiempos de la nacion hebréa eran muy raros los repudios, especialmente entre la gente honrada. l’éase Divorcio. Gen. ll. v. 22. Prov. 11. v. 17. Mat. XIX. o. 4, 2. Grárdaos de tal perversidad, ó de toda fea nficion á otras mugeres... 3 No te proposes contra ella : ménos malo es que la repudies;, Math. XIX. v. 8. 4 Te cubrirá. El ejus de la l'ulgata en el testo hebréo es terminacion masculina. 5 Provocando su enojo.

6 Ps. LXXII. El Proteta responde á eso en el siguiente capitulo. ? Habla aquí el Verbo Eterno, Dios verdadero , el cual ha de venir á renovar el mundo. Har aqui mutacion de persona. El sentido es: Y luego vendré á su Templo yo etc. A su Templo; pues es Dios verdadero, como el Padre. ? Is. LXIll. v. 9 Hebr. Vlll. v. 6. IX. vi 15. XII. v. 24. 10 Math. X I. v. 10. Marc. I. v. 2. Luc. I. v. 17. yil, v. 27.

que sucederíi el dia de su venida? sumidos; ¿Y quién podrá pararse á mirarle ? 7 aunque desde los tiempos de Porque él será como un fuego que vuestros padres, os apartasteis de derrite, y como la yerba jabonera mis leyes, y no las observasteis. de los bataneros'.

Volvéos ya á mi, y yo me volveré 3 Y sentarse ha como para der- á vosotros, dice el Señor de los retir y limpiar la plata; y de este ejércitos. Pero vosotros decis : modo purificará á los hijos de Leví, ¿Qué es lo que harémos para cony los acrisolará como al oro y la vertirnos á ? plata', y ellos ofrecerán al Señor 8 ¿Debe un hombre ultrajar á su con justicia ó santidad los sacri- Dios ? Mas vosotros me habeis ulficios.

trajado. Y decis : < Cómo te hemos 4 Y entonces será grato al Señor ultrajado? En lo tocante a los diez: el sacrificio de Judá y de Jerusalem, mnos y primicias. como en los siglos primeros y tiem 9 Y por eso teneis la 'maldicion pos antiguos.

de la carestia ; y vosotros, la paó 5: Y me acercaré á vosotros pa- cion toda, me ultrajais. ra juzgaros; y yo seré pronto tes-

10 Traed todo el diezmo al gratigo contra los hechiceros y adúl- nero, pará que tengan que comer teros, y perjuros , y contra los que los de mi casa ó Templo; y despues defraudan al jornalero su salario, de esto haced prueba de mi, dice y oprimeņ las viudas y pupilos, el Señor, si yo no os abriere las y los estrangeros , sin temor algu- cataratas del cielo, y no derramano de mí, dice el Señor de los ejér- re sobre vosotros bendiciones con citos.

abundancia: 6 Porque yo soy el Señor, y soy Por vosotros ahuyentaré al inmutable: y por eso vosotros, ó gusano roedor, y no consumirá los hijos de Jacob, no habeis sido con frutos de vuestra tierra: ni habrá videndum eum ? Ipse enim quasi ignis conflans , et quasi herba fullonum: 3 et sedebit conflans , et emundans argentum, et purgabit filios Levi, et colabit eos quasi aurum, et quasi argentum, et erunt Domino offerentes sacrificia in justitia. 4 Et placebit Domino sacrificium Juda et Jerusalem, sicut dies sæculi, et sicut anni antiqui. 5 Et accedam ad vos in judicio ; et ero testis velox maleficis, et adulteris , et perjuris , et qui calumniantur mercedem mercenarii , viduas, et pupillos , et opprimunt peregrinum, nec timuerunt me, dicit Dominus exercituum. 6 Ego enim Dominus, et non mutor : et vos filii Jacob non estis consumpti, 7 A diebus enim patrum vestrorum recessistis à legitimis meis, et non custodistis. Revertimini ad me , et revertar ad vos , dicit Dominus exercituum. Et dixistis : In quo revertemur? 8 Si affiget homo Deum, quia vos configitis me? Et dixistis : In quo configimus te ? in decimis , et in primitiis. 9. Et in penuria vos maledicti estis , et me vos configitis gens tota. 10 Inferte omnem decimam in horreum , et sit cibus in domo mea , et probate me super hoc , dicit Dominus : si non aperuero vobis cataractas coli, et effudero vobis benedictionem usque ad abundantiam , 11 et increpabo pro vobis devorantem, et non corrumpet fructum terræ vestræ : nec erit sterilis

11

Jer. 11. v. 22. » Habla de los sacerdotes de la nueva Ley, los cuales han de ofrecer á Dios y no toros ni carneros leo, sino aquella victiina Divina , que es la carne z sangre del mismo Jesu-Cristo. 3 Zach, I. %. 3.

en las campiñas viña que sea esté- los que temen al Señor, y tienen ril, dice el Señor de los ejércitos. en el corazon su santo Nombre.

12 Y todas las naciones os lla 17 Y ellos , dice el Señor de los marán bienaventurados : pues será ejércitos, en aquel dia en que yo el vuestro un pais envidiable, dice pondré en ejecucion mis designios, el Señor de los ejércitos.

serán el pueblo inio; y yo los aten13 Tomaron cuerpo vuestros blas- deré benigno, como atiende el homfemos discursos contra mí, dice el bre á un hijo suyo que le sirve. Señor.

18 Y vosotros mudaréis entonces 14 Y vosotros decis : ¿ Qué es de parecer, y conoceréis la difelo que hemos hablado contra ti? rencia que va entre el justo y el Habeis dicho: En vano se sirve á impio , y entre el que sirve á Dios Dios': ¿y qué provecho hemos sa y el que no le sirve“. cado nosotros de haber guardado sus maudamientos, y haber se CAP. IV. Dia del Señor: en él salguido tristes ó penitentes la senda drá el Sol de justicia para los buedel Señor de los ejércitos ?

nos, y serán castigados los malos, 15 Por eso ahora llamamos bien- Venida de Elias, y conversion de aventurados á los soberbios: pues

los judios. que viviendo impiamente hacen fortuna; y provocan á Dios, y con 1 Porque hé aqui que llegará todo quedan salvos.

aquel dia semejante a un horno en16 Entonces aquellos que temen cendido, y todos los soberbios, y á Dios estuvieron hablando unos todos los impios serán como estocon otros'. Y Dios estuvo atento, pa; y aquel dia que debe venir y escuchó: y fué escrito ante él los abrasará , dice el Señor de los un libro de memorias á favor de ejércitos, sin dejar de ellos raiz

vinea in agro , dicit Dominus exercituum. 12 Et beatos vos dicent omnes gentes: eritis enim vos terra desiderabilis, dicit Dominus exercituum. 13 Invaluerunt super me verba vestra , dicit Dominus. 14 Et dixistis: Quid locuti sumus contra te ? Dixistis : Vanus est, qui servit Deo: et quod enolumentum quia custodivimus præcepta ejus, et quia ambulavimus tristes coram Domino exercituum ? 15 Ergo nunc heatos dicimus arrogantes : siquidem ædificati sunt facientes impietatem; et tentaverunt Deum , et salvi facti sunt. 16 Tunc locuti sunt timentes Dominum , unusquisque cum proximo suo ; et attendit Dominus, et audivit: et scriptus est liber monumenti coram eo timentibus Dominum,

et cogitantibus nomen ejus. 17 Et erunt mihi , ait Dominus exercituum, in die qua ego facio, in peculium : et parcam eis , sicut parcit vir filio suo servienti sibi. 18 Et convertemini, et videbitis quid sit inter justum et impium; et inter servientem Deo, et non servientem ei.

CAPUT IV. 1 Ecce enim dies veniet succensa quasi caminus : et erunt omnes superbi , et omnes facientes impietatem , stipula : et inflammabit eos dies veniens, dicit Dominus exercituum, quæ nun derelinquet eis radicein et germen. 2 Et orietur vobis timentibus nomen meum Sol justitiæ, et sanitas

'Job, XXI. v. 14. Tob. II. v. 22. · Horrorizados de oir á los impios tales blasfemias , se animan unos á otros á perseverar en la Ley de Dios. 3 Véase Dios. * La disa tancia entre el justo y el pecador se verá bien claramente en el último juicio. I. Cor, III. v. 13.

ni renuevo alguno.

4 Acordaos de la Ley de Moisés 2. Mas para vosotros los que te mi siervo, que le intimé en Horeb meis mi santo Nombre nacerá el para todo Israel, la cual contiene Sol de justicia', debajo de cuyas mis preceptos ó mandamientos. alas ó rayos está la salvacion’; y 5 Hé aqui que yo os enviaré el vosotros saldréis fuera , saltando profeta Elias', antes que venga el alegres como novillos de la ma dia grande, y tremendo del Senada.

ñor. 3 Y hollaréis á los impios, hechos 6 Y él reunirá el corazon de los ya ceniza, debajo las plantas de padres con el de los hijos; y el de vuestros pies, en el dia en que yo los hijos con el de sus padres; á obraré, dice el Señor de los ejér- fin de que yo en viniendo 4 citos.

rà la tierra con anatema.

no hie

in pennis ejus, et egrediemini, et salietis sicut vituli de armento. 3 Et calcabitis impios, cum fuerint cinis sub planta pedum vestrorum, in die qua egó facio, 'dicit Dominus exercituum. 4 Mementote legis Moysi servi mei, quam mandavi ei in Horeb ad omnem Israel , præcepta et judicia. 5 Ecce ego mittam vobis Eliam prophetam, antequam veniat dies Domini magnus , et horribilis. 6 Et convertet cor patrum ad filios, et cor filiorum ad patres eorum : ne fortè veniam , et percutiam terram anathemate.

* JesuCristo, Sol de justicia, que será el consuelo y la alegría de los justos, áno tes tan atribulados. Luc. I. v. 78. Aquellos rayos vivificarán y harán resucitar respiandecientes y gloriosos los cuerpos de todos los justos, 3 En Ins Setenta se lee Elias Thesbita, Viniendo á juzgar al mundo , no tenga que condenar á todos los hombres. Segun la tradicion de los Padres , Elias no solamente convertirá á los judíos ; ( Rom. XI.) sino que tambien hará reflorecer en la Iglesia su antigua picdad y nativo esplendor.

2

[merged small][ocr errors]

AD VERTENCIA

SOBRE LOS LIBROS DE LOS MACABEOS.

Dos son los libros de los Macabros que veneramos como sagrados.

Contienen uno y otro la historia de Judas, por sobrenombre Macabéo, y de sus hermanos, y las guerras que sostuvieron contra los Reyes de Siria en defensa de la religion y de la libertad de la patria. Segun la opinion mas probable el nombre Macabéo se formó de estas cuatro letras hebreas mem, caph , beth, y iod (M. C. B. 1.) que Judas tomó como divisa de su escudo, é hizo poner en suis estandartes: por ser las iniciales de aquella sentencia: Mi camocá bahelim Jehovah, que se lee en el cap. XV. v. 11. del Exodo. ¿Quién es igual á tí entre los dioses , ó Jehovah ? De aqui provino el darse este sobrenombre á Judas, á sus hermanos , y á todos sus soldados, que salian en defens sa de la religion y de la patria. Judas y sus hermanos fueron tambien llamados Asamonéos, del nombre del padre ó abuelo de Mathathías, padre de Judas Macabeo ; nombre hebreo que significa opulento, ó grande , y fué el distintivo de esa familia en la cual se conservó la primera autoridad por espacio de ciento у

veinte

g

ocho años, hasta el reinado de Herodes el Grande. Eran los Macabeos de la tribu de Levi, aunque por línea materna descendian de la de Judá, como notó S. Agustin.

El primer libro de los MACABEOS fué escrito en hebreo, ó por mejor decir en sįro-caldaico, que era entonces la lengua vulgar de los judíos : pero aunque S. Gerónimo dice que vió ese testo original, ahora ja no queda mas que la version griega, de la cual se sirvieron Orígenes, Tertuliano y otros Padres. La version latina es mas antigua que S. Gerónimo , el cual nada mudó en ella. Este libro primero contiene la historia de cuarenta años desde el principio del reinado de Antioco Epifanes hasta la muerte del Sumo sucerdote Simnon, esto es, desde el año 137 hasta el de 177 del reino de los griegos. Pero es de advertir que todos los sucesos que se refieren en este libro primero, desde que Seleuco recobró á Babilonia y se hizo dueño de la Asia, hasta las atrocidades y sacrilegios cometidos contra el Templo por el impio Antioco, y la huida de Mathathías con sus hijos al Desierto , son anteriores á los cuarenta años de la guerra que sostuvieron los Macabéos contra los Reyes de la Siria. Asi que su cómputo se hace desde el año 146 del reinado de los griegos, ó de los Seleucidas, que es lo mismo ; en cuyo tiempo murió Mathathias, y señaló por general ó caudillo á su hijo Judas. El último año de los cuarenta es el 186 de los griegos, en cuyo tiempo mandaba Juan,

« ElőzőTovább »