Oldalképek
PDF
ePub

ADVERTENCIA

SOBRE LA PROFECIA DE MALAQUIAS.

Se cree que Mazaguras es el último de los Profetas , y que es pos

terior á la cautividad de Babilonia. Profetizó cuando ya estaba el Templo restaurado, y los sacerdotes habian comenzado á ejercer otra vez sus funciones ; y mientras que Esdras y Nehemias trabajaban en restablecer entre los judíos la perfecta observancia de la Ley de Dios. Lo que era hacia el año 428 ántes de Jesu-Cristo, siendo Pontífice Joyadas Il., en el reinado de Artajerjes Longimano.

Es esta Profecía breve, pero fecunda , y llena de misterios; y es especialmente admirable lo que dice del Mesías en los capítulos 1, v. 10. III. v. 1. IV. v. 2. y 4. Los antiguos Rabinos , y los mas hábiles entre los modernos, como Maimonides , Aben. Ezra, David Kimki etc. reconocen que el Ar.gel de la Alianza , de quien habla MALAQUIAS , el Mesías; s que los judíos creian que éste debia venir durante el segundo Templo, segun habia ya predicho Aggéo'. Los Evangelistas con razon aplicaron á Jesu-Cristo la profecía de MALAQUIAS. Por el profeta Elías , de cuya venida habla MALAQUIAS, como de quien habia de ser precursor del Mesías , parece que debe entenderse el Bautista, segun lo que se dice en los Evangelios'.

es

Cap. 11. v. 8. XVII. v. 12.

• Luc. I. v. 17, y 78. Joan. I. v. 21. Math. XI. v. 14.

[ocr errors]

LA PROFECIA DE MALAQUIAS.

Cap. I. El Señor reprende á los Destruidos hemos sido, pero volhijos de Israel por su ingratitud: veremos á restaurar nuestras ruise lamenta de que los sacerdotes no nas : hé aqui lo que dice el Señor le dan el cullo que le deben ; y a de los ejércitos: Ellos edificarán, y nuncia que vendrá dia en que se yo destruiré; y serán llamados pais le ofrecerá en todo lugar una obla- impio, pueblo contra el cual está cion pura, y sera venerado el Señor indignado para siempre. su Nombre.

5 Vosotros veréis esto con vues

tros ojos, y diréis : Glorificado sea 1 Duro anuncio del Señor contra el Señor mas allá de los confines Israel por medio de Malaquias. de Israel”,

2 Yo os amé, dice el Señor, y 6 Honra á su padre el hijo, y el vosotros habeis dicho: ¿En que nos siervo honra á su señor: ¿pues si amaste? ¿Pues qué, dice el Señor,

yo soy vuestro padre, dónde está no era Esaú hermano de Jacob, y la honra que me corresponde? ¿Y yo amé mas á Jacob,

si yo soy vuestro Señor, dónde está 3

у aborreci ó ainé menos á Esaú', la reverencia que me es debida ? dice y reduje á soledad sus montañas, el Señor de los ejércitos á vosotros, abandonando su heredad á los dra. los sacerdotes , que despreciais mi gones del desierto?

Nombre, y decis: En qué hemos 4 Que si los iduméos dijeren: despreciado tu Nombre ?

Caput I. i Quus verbi Domini ad Israel in manu Malachiæ. 2 Dilexi vos, dicit Dominus , et dixistis: In quo dilexisti nos? Nonne frater erat Esau Jacob , dicit Dominus, et dilexi Jacob , 3 Esau autem odio habui ? et posui montes ejus in solitudinem , et hereditatem ejus in dracones deserti. 4 Quod si dixerit Idumea. Destructi sumus , sed revertentes ædificabimus quae destructa sunt: Hæc dicit Dominus exercituum; Isti ædificabunt, et ego des. truam : et vocabuntur terinini impietatis , et populus cui iratus est Dominus usque in æternum. 5 Et oculi vestri videbunt: et vos dicetis : Magnificetur Dominus super terminum Israel. 6 Filius honorat patrem , et servus doininum suum : si ergo Pater ego sum, ubi est honor meus? Et si Dominus ego sum , ubi est timor meus ? dicit Dominus exercituuin ad vos, ò sacerdotes, qui despicitis nomen meum, et dixistis : In quo despeximus nomen tuum? 1 Offertis super altare meum panem pollutum, et dicitis: In quo polluimus

Ingrato el pueblo de Israel á tantos beneficios recibidos de Dios, ni aun se acuerda de que fue desde el principio preferido al pueblo de los hijos de Esau. El Apóstol aplica estas palabras en sentido espiritual al grunde misterio de la Predestinacion. Rom. 1X, v. 12. Véase Predestinacion. Tal es el sentido espreso de los Setenta , y de la version caldéa. 3 El V. Granada traduce : ¿ Si yo soy vuestro padre, dónde está la honra que me debeis ? ¿Y si yo soy vuestro Señor, que es del temor que ine teneis ? etc.

1

Vosotros ofreceis sobre mi al 110 ¿Quién hay entre vosotros tar un pan' impuro; y despues de. que cierre de valde las puertas, y eis: ¿En qué te hemos profanado? encienda el fuego sobre mi altar'? En eso que decis: La mesa del Se- El afecto mio no es hácia vosotros, ñor está envilecida.

dice el Señor de los ejércitos; ni 8 Si ofreciéreis una res ciega pa- aceptaré de vuestra mano ofrenda ra ser inmolada, ¿no será esto una ninguna. cosa mal hecha? Y si ofreciéreis 11 Porque desde Levante á Pouna res coja y enferma, i no será niente es grande mi Nombre entre esto una cosa mala? Preséntasela á las naciones, y en todo lugar se tu caudillo, y verás si le será gra- sacrifica y se ofrece al Nombre mio ta, y si te recibirá benignamente, una ofrenda pura'; pues grande es dice el Señor de los ejércitos. mi Nombre entre las naciones“, die

9 Ahora pues orad en la pre ce el Señor de los ejércitos. sencia de Dios, para que se apia 12 Pero vosotros le habeis pro-, de de vosotros (porque tales han fanado, diciendo: La mesa del Sesido vuestros procederes): quizá ñor está contaminada, y es cosa vil él os acogerá benignamente, dice lo que se ofrece sobre ella, juntael Señor de los ejércitos.

mente con el fuego que lo consume. te? In eò quòd dicítis: Mensa Domini despecta est. 8 Si offeratis cæcum ad immolandum , donne malum est ? et si offeratis claudum, et languidum , nonne malum est ? offer illud duci tuo ,' si placuerit ei , aut si susceperit faciem tuam, dicit Dominus exercituum. 9 Et nunc deprecamini vultum Dei ut mi. sereatur vestri (de manu enim vestra factum est hoc) si quomodo suscipiat facies vestras , dicit Dominus exercituum. 10 Quis est in vobis , qui claudat ostia , et incendat altare meum gratuitò ? non est mihi voluntas in vobis, dicit Dominus exercituum : et munus non suscipiam de manu vestra. 11 Ab ortu enim solis usque ad occasum, magnum est nomen meum in gentibus: et in omni loco sacrificatur, et offertur nomini meo oblatio munda: quia magnum est nomen meum in gentibus, dićit Domirius exercituum. 12° Et vos polluistis illud in eo quod dicitis: Mensa Domini contaminata 'est : et quod superponitur, comtemptibile est, cuin igne qui illud devorat. 13 Et dixistis : Ecce de labore , et exufflastis illud, dicit Dominus exercituum, et

• Pan significa aqui todo lo que se ofrecia sobre el altar, inmundas son las cara nes que me ofreceis como en un convite (dice Dios) con la flor de harina etc.: porque ya no observais mis leyes; ya teneis en poca estima inis sacrificios , lo que dispuse sobre ellos. Todo este pasage le aplica S. Gerónimo á los prelados de la Iglesia , y á los sacerdotes j ministros , y á todos los fieles: Mancillamos, dice el pan, esto es, el cuerpo de Cristo, cuando nos acercamos indignamente al altar, y estando sucios bebemos aquella sangre limpia; y decirnos : La mesa del Señor está envilecida. Es verdad que nadie se atreve a hablar asi , y á es. presar con palabras tan impio pensamiento; mas las obras de los pecadores son

desprecio de la mesa del Señor; pues éste es vilipendiado y violado, cuando lo son sus sacramentos. * Tudos recibis vuestro estipendio ; pues os manteneis con las oblaciones, las víctimas, las prinicias etc. ? Estas palabras de Malaquias demuestran bien que en la nueva Ley se ofrece un verdadero y propio sacrificio, sustituido por Dios á los sacrificios de la antigua Ley; y asi sacrificio esterior, el cual (como en la antigua Ley) debe siempre ir acompañado del sacrificio interior del corazon. Nótese que la palabra hebrea , que la Vulgata traduce oblatio, significa la ofrenda de pan, la de harina, la de grano, y la de vino. Hebr. VII,

4 Ps. CXII. v. 3. Tomo VI.

24

nn

1

13 Y vosotros decis: Hé aqui el 2. Si no quisiereis escuchar', ni fruto de nuestro trabajo, y le en- quisiéreis asentar en vuestro coram vileceis, dice el Señor de los ejér- zon el dar gloria á mi Nombre, dicitos, y ofreceis la res coja y enfer- ce el Señor de los ejércitos, yo enma, y me presentais una ofrenda viaré sobre vosotros la miseria , y de lo

que habeis robado. Pues qué maldeciré vuestras bendiciones ó įhe de aceptarla yo de vuestra ma bienes , y echaré sobre ellas la no, dice el Señor?

maldicion ; puesto que vosotros no 14 Maldito será el fraudulento, habeis hecho caso de mí'. el cual tiene en su rebaño una res 3 Mirad que yo os arrojaré á la sin defecto', y habiendo hecho un cara la espaldilla de la víctima? yoto, inmola al Señor una que es y os tiraré al rostro el estiércol* defectuosa ; porque yo soy un Rey de vuestras solemnidades, y sereis grande, dice el Señor de los ejérci- hollados como él. tos, y terrible es mi Nombre entre 4 Y conocereis que yo os hice. las naciones.

aquella intimacion, para que per

maneciese firme mi alianza con Les CAP. II. Amenazas del Señor con- ví, dice el Señor de los ejércitos. tra los malos sacerdotes. No le se 5 Mi alianza con él fué alianza rán gratos los sacrificios del pue- de vida y de paz; y yo le di el sanha tornado este muge

to temor mio, y él me temió, y res estrangeras, y porque murmura

temblaba de respeto al pronunciar de la Divina Providencia. el Nombre mio.

6 La ley de la verdad regia su 1 Y ahora á vosotros, ó sacer- boca 5 , y no se halló mentira en dotes, se dirige esta intimacion: sus, labios : anduvo conmigo" en

blo, porque

intulistis de rapinis claudum, et languidum, et intolistis munus : numquid suscipiam illud de manu vestra , dicit Dominus ? 14 Maledictus dolosus, qui habet in grege suo masculum, et votum faciens immolat debile Domino : quia rex magnus ego, dicit Dominus exercituum , et numen meum horribile in gentibus.

CAPUT II. 1 Et nunc ad vos mandatum hoc, o sacerdotes. 2 Si nolueritis audire, et si nolueritis ponere super cor, ut detis gloriam nomini meo, ait Dominus exercituum : mittam in vos egestatem, et maledicam benedictionibus vestris, et maledicam illis: quoniam non posuistis super cor. 3 Ecce ego projiciam vobi brachium , et dispergam super vultum vestrum stercus soleinnitatum vestrarum , et assumet vos secum. 4 Et scietis quia misi ad vos mandatum istud , ut esset pactum meum cum Levi, dicit Dominus exercituum, 5 Pactum meum fuit cum eo vitæ et pacis : et dedi ei timorem, et timuit me, et à facie nominis mei pavebat. 6 Lex veritatis fuit in ore ejus, et iniquitas non est inventa in labiis ejus, in pace et in æquitate ambulavit me

et multos avertit ab iniquitate. 7 Labia enim sacerdotis custodient

Aqui la voz masculum denota sin mancha. Levit. XXII. v. 19. XXV. v. 27. IV. Reg. V.v. 15. I. Cor. IX. v. 6. Segun S. Gerónimo, se habla tambien aqui de aquellos sacerdotes que adulan á los pecadores porque son ricos ó poderosos , r que disimulan sus vicios, 3 Lev. VIII. v. 32. 4 0 las víctimas impuras de los sacrificios. $ Es muy digno de leerse lo que sobre esta obligacion de los sacerdotes dice S. Ambrosio Ep. XXVII. lib. 11. ad Theodos. 2 De fide III. c. 7o

cum

· I. Reg.

paz y en equidad, y retrajo á mu 11 Prevaricó Judá, reinó la abochos del pecado.

minacion en Israel y en Jerusalein: 7 Porque en los labios del sacer- porque Judá contaminó la santi. dote lia de estar el depósito de la dad del Señor ó su nacion santa, ciencia, y de su boca se ha de amada de él, y contrajo matrimoaprender la Ley': puesto que él es nios con hijas de un dios estraños. el ángel del Señor de los ejércitos”. 12 Por eso el Señor esterminará

8 Pero yosotros os habeis desvia- de los tabernáculos de Jacob al do del camino, y habeis escanda- hombre que esto hiciere, al maeslizado á muchísimos, haciéndoles tro y al discípulo de esta abomiviolar la Ley: habeis hecho nula la nacion , y á aquel que ofrece dones alianza de Leví, dice el Señor de al Señor de los ejercitos, los ejércitos.

13 Y aun habeis hecho mas; há. 9 Por tanto, asi como vosotros beis cubierto de lágrimas, de lano habeis seguido mis caminos, y mentos, y de gemidos el altar del tratándose de la ley habeis hecho Señor; por manera que yo no vuel. acepcion de personas; tambien yo vo ya mis ojos hácia ningun sacrios he hecho despreciables y viles ficio, ni recibiré cosa alguna de delante de todos los pueblos. vuestras manos, que pueda apla

10 Pues qué, à no es uno mismo carme. el padre de todos nosotros? ¿No es 14 Vosotros, empero, dijisteis: un mismo Dios el que nos ha cria- ¿Y por qué motivos ? Porque el Sedo? ¿Por qué, pues, desdeña cada ñor (respondle Dios) fué testigo uno de nosotros á su hermano, entre ti y la muger que tomasquebrantando la alianza de nues te en tu primera edad, á la cual tros padres??

despreciaste; siendo ella lu com

meas

scientiam , et legem requirent ex ore 'ejus : quia angelus Domini exercituum est. 8 Vos auteni recessistis de via , et scandalizastis pluriinos'in 'lege : irritum fecistis pactum Levi, dicit Dominus exercituum. 9 Propter quod et ego dedi vos contemptibiles, et humiles omnibus populis , sicut nou servastis vias

et accepistis faciem'in 'lege. 10 Numquid non pater unus oinninm nustrum ? numquid non Deus unus creavit nos ? quare ergo despicit 'unusquisque nostrum fratrem suunn, violans pactum' patru in nostrorum? |! Trau-gressus est Juda, et abominatio facta esti in Israel, et in Jerusaléın: quia contamin navit Judas sanctificationem Domini, quam dilexit, er habuit filiam dei alica ni. 12 Disperdet Dominus virum qui fecerit hoc; magistrum et discipuluin de tabernaculis Jacob, et offerentein' munus Doinino exercituump': 13 et hoc rursum fecistis : operiebatis lacrymis altare Doinini, Heru, et megitu, ila ut non respiciam ultrà ad sacrificium , nec accipiam placabile quid de manu vestra. 14 Et dixistis; Quain ob causam ? quia Dominus testificantis est inter te, et uxorem pubertatis tuæ, quam tu despexisti: ét hæc particeps ina, uxor federis tui. 15 Nunue unus fecit, et residuum spiritus ejus esi? Et quid

"La ciencia del sacerdote (ulice S Ainbrosio, De Fide lib. 111. c 7.) es la de la Ley de Dios, ó la inteligencia de las Santas EscrirURAS; estas son el IBRO $ACRADOTAL. Desgraciados tiempos aquelios in que el libro menos estudiado de los sacer. dores fuese este libro sacerdvial. Véase Eccli. XLV:'', ll. 1. Cor. Viv. 20.

Math. XXIII. v. 9. Eph. IV. 2.6.. * O con idólutras. I. Esd. IX. v. 8. 11. Esd, Xlll. v. 23. -5° Nos trata el Señor de esta suerle a

« ElőzőTovább »